lunes, 5 de septiembre de 2016

¡Apareció Philae!


La imagen más importante de la misión: Philae sobre la superficie del cometa 67 Churyumov-Gerasimenko. Abajo a la derecha se aprecia claramente la posición final del explorador. Se puede ver la posición lateral con respecto de la superficia, y las cuatro patas de la nave en posición casi perpendicular. Imagen: ESA.-

 Casi dos años después de su histórico encuentro y aterrizaje en el cometa 67 Churyumov-Gerasimenko el orbitador Rosetta ha logrado fotografiar al robot Philae sobre la superficie del mismo. El conjunto de imágenes proporcionado por la Agencia Espacial Europea muestra al cometa en abril de 2015, captado por Rosetta, y al reciente hallazgo de Philae producido el pasado 2 de setiembre. La búsqueda del pequeño robot de 98 km comenzó apenas se produjo su histórico aterrizaje sobre el cometa 67 Churyumov-Gerasimenko, el 12 de noviembre de 2014, luego de un viaje de diez años por nuestro Sistema Solar. Fue la primera vez que se producía el aterrizaje de una sonda espacial sobre un cometa. Ese día fue histórico y pudimos seguir el detalle de la misma al minuto, límite de la velocidad de la luz mediante, claro está. La misión Rosetta-Philae se empeña en demostrar que la palabra imposible no existe en su diccionario.


Ficha de presentación del cometa 67 Churyumov-Gerasimenko. Imagen vía ESA.-

 El aterrizaje no estuvo extento de problemas: aterrizar en un cuerpo con una atracción gravitatoria tan débil no es tarea fácil. El sistema de arpones diseñado para fijar Philae sobre el cometa falló al primer contacto, en la región de Agilkia, y la sonda rebotó a una altura de unos cien metros, mientras giraba fuera de control a unas 4,6 revoluciones por minuto. Philae rebotó una segunda vez, una hora luego de su primer contacto, en el entorno del cráter Hatmehit. En este segundo contacto alcanzó unos 150 m de altura Philae aterrizó en la zona de Abydos, en condiciones que dificultaron su operativa.

 Una idea de lo extremadamente riesgoso del aterrizaje de Phila nos lo da la reconstrucción del evento en base a los datos suministrados por Rosetta:



 Philae aterrizó de manera no prevista, lo que impidió que sus paneles solares recargaran las baterías necesarias para su funcionamiento. De manera que su misión fue limitada y breve. El 13 de junio de 2015 Philae establecía contacto con el control de misión, realizando un breve intercambio de datos. Finalmente el pasado 12 de febrero Philae fue configurada para hibernar en forma definitiva, dando un final técnico a la exploración directa de la superficie de Chury.

 La misión Rosetta-Philae es una de las más importantes realizadas. Nos ha permitido conocer un mundo nuevo, y los resultados de la misión son extremadamente relevantes para el conocimiento de nuestro sistema solar. Gracias a la misma, sabemos que en el cometa 67 Churyumov-Gerasimenko existe agua bajo forma de hielo, se encuentran moléculas necesarias para la existencia de vida tal como la conocemos. En la imagen se aprecia a Philae en posición perpendicular respecto de la superficie del cometa, sobre la ladera de una roca muy alta. Esto demuestra la imposibilidad de captar radiación solar mediante su sistema de paneles solares, aspecto crítico para el desarrollo de la misión planificada.

 Un mes antes de su final definitivo, se cierra la misión mediante la captura de la sonda Philae sobre la superficie del cometa. La imagen pone un final realmente simbólico a esta histórica misión: el pequeño robot tiene su santuario, testigo simbólico y emotivo de la capacidad humana para lograr imposibles.


Elaborado en base a publicación de la ESA.-




sábado, 3 de septiembre de 2016

Júpiter y Juno: un nueva perspectiva



 Video de la aproximación inicial de Juno en el periapsis 0 y el periapsis 1 de su misión. Estas imágenes se tomaron entre los días 10 y 16 de julio a una razón de cuatro tomas por hora, incluyendo un período de 7 hrs. en las que no se captaron imágenes (el 14 de julio). Durante el 29 de julio hasta el 27 de agosto se captaron imágenes a una razón de dos por hora, hasta dos horas antes de su punto más cercano (periapsis) a Júpiter. Los créditos de este video son de Gerald Eichstaedt y han sido elaborados en base a imágenes del JPL.

  El pasado 27 de agosto la sonda Juno completaba la primer órbita entorno a Júpiter y daba comienzo así a lo que se considera la misión científica de la nave. El encuentro con el gigante gaseoso se produjo el pasado 5 de julio cuando luego de 5 años de viaje y 2800 millones de kilómetros de recorrido después, Juno encendía su motor principal para frenar su velocidad y ser captado por el campo gravitacional de Júpiter. Juno es, hasta ahora, el objeto más rápido creado por el ser humano. Su velocidad pico fue de unos 265.540 km/m respecto de la Tierra, algo así como un 0,02% de la velocidad de la luz. Así es amigos, aún falta mucho para ese viaje en el tiempo, pero eso no es lo que nos preocupa en estos momentos.

 Esta maniobra acercó a la nave a unos 4500 km de de la superficie de Júpiter, la menor realizada a este planeta, que previamente había sido orbitado por la misión Galileo. El periapsis 1 se produjo el pasado 19 de octubre y situó a Juno en una órbita de 5000 por 3,5 millones de kilómetros, con un período de 14 días en torno a los polos del planeta gigante. La misión de la nave es conocer a fondo el potente campo magnético de Júpiter, antes de que sus instrumentos se hagan pelota por el efecto de los mismos. Para eso Juno realizará unas 37 órbitas antes de su final oficial previsto para el 2 de febrero de 2018. En ese momento se espera que algunos de sus equipos, especialmente sus cámaras o su espectrómetro infrarrojo se deterioren o dejen de funcionar.

 De manera entonces que lo primero es aprovechar la volada y realizar algunas capturas de imágenes que nos muestran un Júpiter nunca antes visto.

Polo norte de Júpiter. La estuctura de tormentas es claramente visible y se distingue del restro de estructuras atmosféricas conocidas de este plantea. Vía NASA JPL. (Ver en detalle)





El procesamiento de estas imágenes tiene su arte, ya que las exposiciones realizadas han sido particularmente extensas para poder captar auroras en las capas superiores de la atmósfera de Júpiter. En particular se destaca el bajo contraste de las mismas, que dificulta el estudio detallado de las mismas. Esto se debe al ángulo abierto que la radiación solar tiene respecto de la superficie del planeta. Si Júpiter fuera un planeta rocoso este ángulo de captura de imágenes sería muy interesante para determinar las estructuras sólidas del planeta. En el gaseoso Júpiter eso no sucede: todas las estructuras visibles son formaciones atmosféricas, extremadamente ricas por cierto. Sin embargo esto ha permitido darnos una perspectiva realmente nueva y sorprendente del planeta más grande de nuestro Sistema Solar. Los detalles del procesamiento de estas imágnes los detalla Emily Lakdawalla, quien es optimista y espera que en las siguientes órbitas se mejore la captura de imágenes. En todo caso lo interesante en este punto reside en el espectro infrarrojo. Su cámara JIRAM (Jovial Infrared Auroral Mapper, provisto por la Agencia Espacial Italiana se encargará de escanear en detalle la estructura atmosférica en el espectro infrarrojo. Estos datos son imposibles de obtener desde observatorios terrestres y están centrados en el estudio de las auroras atmosféricas de Júpiter.

El recientemente descubierto polo norte joviano. Imagen vía NASA Marshall Space Center.

 La imagen de la derecha corresponde al polo sur jo Júpiter. Esta espectacular fue captada el 27 de agosto a una distancia de 94.500 km de la superficie de Júpiter, una hora antes de la periapsis 1. La estructura del polo sur joviano también llama la atención por la rica estructura de tormentas y formaciones atmosféricas que recuerdan a las de nuestro Planeta, para sorpresa de los responsables de la misión. 

 La cámara infrarroja JIRAM ha detectado algunos puntos calientes en los polos jovianos que han llamado la atención de los astrónomos y geofísicos de la misión. En sucesivas pasadas a lo largo de su breve misión estos detalles proporcionarán un mayor y detallado conocimiento de la dinámica atmosférica y el flujo de energía de este extraordinario planeta que juega un rol de primer orden en el mantenimiento de la limpieza de rocas en el Sistema Solar. Incluso su rol de macrófago planetario se relaciona con la relativa seguridad planetaria de la Tierra, aspecto clave para el desarrollo de la vida tal cual la conocemos en nuestro planeta.

 Júpiter tiene una estructura exagonal en su polo norte similar a las observadas en Saturno. Las imágenes de las auroras permitirán conocer a fondo la estructura de lo que sin dudas son las más energéticas de las registradas en el Sistema Solar. La misión Juno recién a comenzado y lo ha hecho cambiando nuestra perspectiva de Júpiter. Mucho ha cambiado desde la primer imagen obtenida por una sonda, la de la Pioneer 10 en 1973. En estas horas se conocieron algunas imágenes comparativas como las provistas por Ted Stryk que hablan por si solas:

Hay un 'antes y un después' de las imágenes de Juno sobre Júpiter. (Ampliar)


 Este primer paquete de datos bajados de la sonda, unos 6 megabites, fueron obtenidos durante el tránsito ente el polo norte y el polo sur que llevó un día y medio de recorrido. Ha dejado numerosa información que recién está siendo procesada. Entre ellas se destaca la primera audición de las auroras del planeta gigante, captadas en la frecuencia de 7 a 140 kilohertz. Las mismas fueron adaptadas para ser audibles por el ser humano, manteniendo la estructura de la intensidad de la señal. Es un poco creepy escuchar esto, pero es parte del viaje: 




 A lo largo de la breve misión recibiremos más información sobre este fascinante planeta que promete una nueva perspectiva de Júpiter, el gigante bueno del Sistema Solar.



 Elaborado en base a NASA y Planetary Society Blog.










sábado, 6 de agosto de 2016

La esfera terrestre y la Estación Espacial Internacional


Ampliar.

 Nuestro Planeta muestra su forma esférica en esta imagen tomada desde el módulo ruso Pirs de la Estación Espacial Internacional. Además de los paneles solares del complejo espacial, se aprecia la nave rusa de carga no tripulada Progress MS-03, lanzada el 16 de julio pasado, y que reabasteció con unas 3 toneladas de carga a los tripulantes de la Expedición 48.

 Es bueno a veces, que en medio de la vertiginosa rutina de la ISS poder detenernos a apreciar las cosas más evidentes y fascinantes de la exploración espacial.








viernes, 22 de julio de 2016

La composición atmosférica de los planetas del Sistema Solar

sábado, 3 de octubre de 2015

El archivo fotográfico de las misiones Apolo en alta resolución





 La NASA ha publicado la colección de fotos tomadas durante las misiones Apolo en un álbum de Flickr para su entero disfrute por el gran público. Parte de ese enorme registro es ya conocido, algunas fotos son parte de la historia de la exploración espacial y han quedado en nuestras retinas para siempre. Otras son fotos inéditas o en todo caso de las poco conocidas, pero hoy disponibles en una resolución de 1800 dpi. Las imágenes están en crudo lo que sin dudas realzan su contenido histórico. La iniciativa corre a cargo del Apollo Archive de la NASA y cuenta además con una página en Facebook donde se pueden seguir las publicaciones de este formidable archivo.

 Por ejemplo:












   Todo el Proyect Apollo Archive en Flickr.






Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Web Analytics